Blogia
El blog bien este, siempre...

La Participación de Bolivia en el Mundial de Fútbol de 1950

La Participación de Bolivia en el Mundial de Fútbol de 1950 Navegando por ahí, me enterré que la selección Boliviana de Fútbol ya ha participado en un mundial de Fútbol, pero por invitación directa de la FIFA, aquí les presento detalles.

 

El cuarto campeonato mundial de fútbol que se realizó en el Brasil en 1950, en realidad se constituyó en un año de trascendental importancia para la vigencia y continuidad de tan vital actividad muscular a nivel universal, por el hecho, que ya se lo anotó en líneas muy anteriores, de que en 1938, frente a los aprestos bélicos que muy poco después desembocaron en la segunda conflagración mundial, la FIFA se vio en la necesidad y obligación de suspender los torneos mundiales de fútbol, suspensión que tuvo una duración de 12 años y que precisamente en este año de 1950, se procedía a su reiniciación en la República de Brasil, despertando por consiguiente, el inusitado interés no solo por parte de los países ávidos de estar presentes en tan importante evento universal, sino, el despertado también en la masa mundial adicta al más popular de los deportes.

Paralelamente en nuestro país, como era lógico suponer, ocurrió exactamente lo mismo, mas aún teniendo en cuenta que Bolivia había sido motivo de una "invitación muy cordial" por la FIFA a ser partícipe de tan grandioso encuentro internacional, sucediendo cosa semejante con Chile, clasificados directamente al Brasil, sin ningún proceso eliminatorio, contrariamente a lo que sucedió con otros países, que pelearon y lucharon por obtener un pase al mundial de Brasil, asignándole a Bolivia el grupo 4, junto al solitario Uruguay, en tanto que las demás selecciones, estuvieron en grupos conformados por lo menos en base a tres selecciones, como se puede observar, resulta muy sui géneris que pone en duda la buena fe de la FIFA con respecto a la incómoda situación de Bolivia, sin olvidar que Chile, estuvo en el grupo 2, conformado por 3 federaciones nacionales; algo más; precisamente Uruguay y el Paraguay, también sin ser sometidos a eliminatoria  alguna, directamente clasificaron al Brasil y Paraguay lidió en su grupo, con tres seleccionados y entonces nos preguntamos ¿por qué a Bolivia sola y nada menos que con el Uruguay? es un interrogante que nunca pudo ser aclarado, ni por la FIFA, menos por nuestra Federación Boliviana de Fútbol de aquel entonces. Bueno... las cosas se determinaron así y amén.

 

También deseamos hacer hincapié en un otro hecho muy importante acaecido en vísperas de nuestra participación en el mundial de Brasil. Resulta que hasta antes de 1950, prácticamente desde 1945, más o menos, el fútbol boliviano se desenvolvía dentro de un contexto aparentemente amateur y decimos aparentemente, porque la opinión deportiva del país, estaba muy segura que nuestros jugadores de Primera División, no recibían ningún emolumento o salario mensual y la prestación de sus servicios al fútbol, no era más que su febricitante devoción al deporte y el deporte del balompié; pobres ilusos, pues, entre bastidores o debajo del entrepiso, los arreglos económico-financieros para que tales o cuales jugadores jueguen por determinados clubes con directivos a la cabeza de poder económico, habían sido la norma y desde mucho tiempo atrás, pero, difícil de comprobar. Entonces, con excelente criterio, además de sagaz e inteligente, los personeros directrices de la Asociación de Fútbol de La Paz, sin importar la parcialidad de su actitud, a fin de desterrar ese manejo oculto y nada ético, que iba en desmedro de los clubes llamados chicos, resolvieron tomar una decisión valiente: la creación de la Sección Profesional del Fútbol Paceño, creación a la que poco después, se alinearon las asociaciones de Cochabamba y Oruro, y unos pocos años posteriores, hicieron lo mismo otras asociaciones departamentales del país, hasta que finalmente quedó consolidado el fútbol profesional en Bolivia, hoy por hoy, vigente. Como el acontecimiento tuvo un carácter sobresaliente en materia de cambios, al estilo revolucionario, el hecho lo catalogamos un  hito positivo en los anales del fútbol boliviano, anotando la fecha de la creación del profesionalismo nacional como un acontecer histórico, 25 de mayo de 1950, a dos meses de la inauguración del campeonato mundial en Brasil.

Pues bien, analizados estos pormenores que son de interés de la opinión deportiva y especialmente futbolera del país, a continuación, pasamos a comentar lo que significó nuestra presencia en el mundial.Resuelta nuestra participación en el mundial de 1950, la Federación Boliviana de fútbol, conformó la siguiente delegación al Brasil. Estuvo presidida por su titular, el doctor Alfredo Galindo Quiroga; Delegados, los señores José Manuel Villavicencio y Humberto Zavala; Adscritos, los señores Adalberto Violand y José Quintanilla; en calidad de Director Técnico, el señor Mario Preto, Preparador físico, el Profesor Félix Deheza y la siguiente plantilla de jugadores: Eduardo Gutiérrez, José Bustamante, Duberty Aráoz, Antonio Greco, Antonio Valencia, Celestino Algañaráz, Victor Agustín Ugarte, Roberto Capparelli, Benigno Gutiérrez, Leonardo Ferrel, Vicente Arraya, Alberto Achá, René Cabrera, Juan Guerra, Víctor Brown, Mario Mena, Benedicto Godoy, Héctor Saavedra y Benjamín Maldonado.

 

El IV campeonato mundial de fútbol se inauguró el 23 de junio de 1950 y recién, el 2 de julio, se enfrentaron Bolivia y Uruguay en el estadio Independencia de Belho Horizonte a partir de las 16:00 hrs. para tal efecto, la selección boliviana presentó a estos jugadores: Gutiérrez, Bustamante y Aráoz, Grecco, Valencia y Ferrel, Algañaráz, Ugarte, Capparelli, Benigno gutiérrez, y Maldonado. Un resultado catastrófico desde luego; 8 goles nos propinaron los uruguayos con un fantástico equipo que al final obtuvo el título de campeón, torneo del que se recuerda el histórico y famoso "maracanazo" por el hecho de que los uruguayos derrotaron a los brasileros por 2-1 en su propia cancha. Como dato llamativo, anotamos que en el plantel boliviano, existía hegemonía de jugadores pertenecientes al club profesional Litoral de La Paz, ocho en total, a raíz de que Litoral, obtuvo consecutivamente los campeonatos del fútbol paceño de los años 1947, 48 y 49 y que por otra parte, efectivamente fue un conjunto maravilloso, uno de los mejores y más brillantes que ha tenido el fútbol paceño, constituidos por auténticos cracks de entonces, incluso, tuvo el privilegio de representarnos en el primer campeonato de campeones de Latinoamérica realizado en Santiago de Chile el año 1948, torneo continental en el que el centro forward de Litoral, Roberto Caparelli, se constituyó en el máximo goleador con 7 tantos; precisamente en ese certamen sudamericano es de donde nació la idea que dio origen a la creación de la Copa Libertadores de América hoy en boga; tampoco se debe olvidar que a la nómina de nuestra selección que asistió al Brasil, se debe agregar la participación del más grande jugador que tuvo Bolivia, jamás superado hasta ahora, Víctor Agustín Ugarte, llamado, precisamente por su alta investidura como hombre de del fútbol. "El Maestro"; Víctor Agustín Ugarte, hizo su debut en La Paz, formando parte del club Bolívar, un 20 de junio de 1947. En general., aquella selección que nos representó en el Brasil, por la constelación de estrellas que tenía, quizás fue uno de los más brillantes que tuvo el país; nos parece que la falta de experiencia, la humildad y la presión psicológica al verse por primera vez frente a un público exigente y la gran calidad de los uruguayos, los disminuyó desde un principio.

Fuente: http://www.boliviacorazon.com.ar/futbol/mun1950.htm

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

juan -

prprprprprpr

Gil Imana -

Y ahora nos vienen a joder con el tema de la altura...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres